Sellos EX Libris de ayer a hoy.

Ex libris es una frase latina que puede traducirse como "de libros", que generalmente indica una marca utilizada para probar la propiedad de un libro. La historia de los ex libris es tan antigua como los libros, ya en manuscritos medievales es posible encontrar escritos que acrediten la identidad del propietario o advertencias a quienes no devolvieran los libros prestados.

En el siglo XV con la invención de la imprenta de tipos móviles, el ex libris se convierte en un papelito ilustrado realizado según la personalidad del cliente. Los ex libris, de hecho, manifiestan una actitud posesiva y vanidosa del propietario hacia el libro, a menudo con lemas o emblemas familiares. Primero difundido en Alemania, apareció en Italia en el siglo XVI. Inicialmente se difundieron solo en los monasterios o entre las familias nobles patricias que solían marcar los libros de sus bibliotecas, también llamadas ex-bibliotheca. En el siglo XVIII el uso se hace más común y finalmente en el siglo XX se difunde como un auténtico arte.

Las técnicas y temas reflejan el gusto personal del autor: a menudo son dibujos monocromáticos que pueden usarse como sello o grabado. Entre los temas más comunes encontramos libros y animales en particular el búho ; a menudo, además del nombre del autor, también encontramos lemas. A veces se basan en juegos de palabras relacionados con el nombre y/o apellido del autor, a veces se vinculan con sus pasiones o profesión.

El ex libris representa un símbolo único que permite distinguir al autor y una condición necesaria para todos los amantes de los libros.


También te puede interesar

Mostrar todo
Example blog post
Example blog post
Example blog post